Consejo

¿Cuáles son los lugares más seguros en casa durante un sismo?

La recomendación de protección civil es que si no alcanzas a evacuar en los 50 segundos previos al temblor, a partir de que suena la alerta sísmica, entonces debes buscar las áreas seguras para resguardarse, agacharte de tal forma que tu cabeza quede entre tus rodillas y las manos sobre la nuca.

 

En tu casa, las áreas seguras son los muros de contención o de soporte estructural, aléjate de objetos que puedan caer durante el sismo. En el caso de construcciones de una sola planta, el lugar más seguro es el espacio pequeño con más columnas. Por lo general, este suele ser el pasillo junto al baño.

Si te encuentras en un edificio, puedes resguardarte junto a los muros estructurales de los ascensores.

 

 Es importante que todos los miembros de tu familia conozcan estas zonas de seguridad y elaboren un plan de emergencia en torno a él. Esto implica identificar una ruta segura de escape, en caso de que necesites evacuar la casa.

Es posible que un movimiento telúrico te sorprenda en la cama, el consejo es que ruedes rápidamente hacia el suelo, protegiéndote en el ángulo que se forma entre la cama y el suelo.

 

Si te encuentras trabajando en exteriores o haciendo alguna actividad en el patio, lo primero es que te ubiques al centro evitando objetos que puedan caer sobre tu cabeza. Si estás arriba de una escalera, es importante que rápidamente te bajes de ella para evitar lesiones con el movimiento.

 

Estando cerca de la electricidad y/o aparatos eléctricos, es importante que los desconectes de inmediato para evitar dañarte. Si tienes acceso al switch de la corriente eléctrica, es recomendable que lo apagues para prevenir un corto circuito.

 

Lo mismo si estás trabajando con gas o bien la estufa está encendida. Es importante que extingas todo el fuego para evitar mayores desastres. También es recomendable que no utilices un fósforo o encendedores por algunos minutos después del temblor.

 

Prepara junto a tu familia un plan de acción y ten a la mano una mochila de emergencia que contenga un botiquín, artículos de higiene, alimentos enlatados, botellas de agua, mantas, dinero, linternas, radio portátil y medicinas.

Más consejos